RSS

Archivo de la categoría: Nueva Canción

MP3: Luis Miguel Badaraco / SON PA´ TU CORAZON

Aquí les envío este tema hermoso en ocasión de la coyuntura con nuestros hermanos damnificados, pero muy especialmente dirigido a aquellos funcionarios, empleados y en general personal del estado venezolano, y de cualquier parte del mundo en donde suceda algo similar, que se sintieron mal, incómodos y por demás displicentes por la decisión humana y urgente de dárseles albergue en las oficinas mientras se les reubica dignamente para re-hacer sus vidas.

La letra es parte de un poema escrito por Nayaurí Jiménez y su hijo Nicolás Calzadilla, la cual adapté a la música que escucharán a continuación.

En la grabación estuvimos:

En los coros:
Los niños: Ivanna Lira, Paula Valentina y Diego Armando Badaraco.
El camarada José Alejandro Paredes y Belkys Figuera

Percusión: Iván Lira
Guitarra base: Luis Miguel Badaraco
Guitarra solos: José Alejandro Paredes y Luis Miguel Badaraco

Divúlguenlo como mejor les parezca, quienes tengan esa posibilidad…. copyleft!!!

Abrazos!!

Badaraco.

 

V Canción Don Pío Alvarado

 

La Bomba de Tiempo


En varias ocasiones, amigos que me escriben o me los encuentro en el chat, me preguntan si ya aprendí a bailar o cantar tango. La verdad es que he visto pasar a ese género de forma desapercibida durante mi estancia en Argentina. Y no es que no me guste. Todo lo contrario. Es que este país es tan rico y diverso, que en materia musical, no deja de sorprenderme.

Tal es el caso de La Bomba de Tiempo, un grupo de percusión e improvisación dirigido mediante un sistema de señas.
Su líder es Santiago Vázquez, un joven admirador de Lawrence D. “Butch” Morris, innovador en la confluencia del jazz con la música clásica contemporánea que lo llevó a crear un lenguaje de improvisación por señas.

Sobre el fenómeno musical de La Bomba de Tiempo, en su blog, se puede leer:

“Los músicos se lanzan a tocar sin saber lo que harán sus compañeros. El director va tomando elementos y pidiendo mediante las señas que se imiten o complementen de diversas maneras, que memoricen una parte para usarla más adelante o que cambien abruptamente de ritmo”.

Este conjunto aglutina en sus conciertos a miles de seguidores, sobre todo jóvenes. Se presentan todas las semanas en el Centro Cultural Konex y sorprenden con invitados que pueden ser representantes del rock, el folklore, el tango y hasta el hip-hop.

Les presento la nómina de La Bomba de Tiempo. Vean la pluralidad de instrumentos que usan. También les va un video (donde tuvieron como invitado a Calle 13) para que los escuchen mientras bailan con estas fotos.

La Bomba de Tiempo

 

Mueren delfines en el Golfo de México: el derrame petrolero sigue dejando huellas


La alta tasa de delfines muertos encontrados en Alabama y Misisipi han alertado a los ecologistas estadounidenses, quienes indican que la situación podría deberse al derrame de crudo ocurrido el año pasado en el Golfo de México, luego de que explotara una plataforma petrolífera de BP.

En lo que va del año se han encontrado 28 delfines sin vida en las ciudades de Misisipi y Luisina, mientras que en las aguas del Golfo de México se han hallado los cadáveres de 5 delfines bebes. La tasa resulta bastante alta si la comparamos con la registrada en el 2010. En todo el año se encontraron 89 ejemplares sin vida (solo en Misisipi y Luisiana).

 

Pájaros cantores del pueblo alma de la revolución y de la Patria

Por: Andrés Castillo

Hagamos memoria y lancemos al viento la palabra que reivindique a los hombres y mujeres que a lo largo de sus vidas dieron, han dado y siguen dando el invalorable aporte de edificar en la conciencia y en el alma de todos nosotros, los que hoy seguimos creyendo en la Patria Buena y solidaria, en la alborada, en el amor por la vida, por los sueños, el germen del pensamiento transformador del hombre y su realidad, pensamiento que cuando llega acompañado de canto se queda para siempre a pesar de las tormentas que nos acechan.

La Nueva Canción, la Canción Necesaria, la Canción Social, comprometida, ha tenido en nuestra patria un centenar de juglares quienes sin pedir nada a cambio y en los momentos donde asumir el compromiso de cantar al futuro era una tarea admirable, arriesgada, aún así, asumieron el deber de ser antorcha, guía orientadora en las terribles oscuranas que hemos vivido como pueblo, ellos sin venderse al mercado farandulero donde se arrodillaron muchos, siguieron erguidos anunciando el tiempo que ha llegado.Desde finales de los años sesenta y en las décadas del setenta y ochenta, los cantores venezolanos asumieron el papel que los lideres de la izquierda vapuleada dejaran en el camino, cuando nadie en Venezuela apostaba por la construcción de una Patria Socialista, Bolivariana. Cuando muchos abandonaron el camino, ellos nunca arriaron las banderas, y siguieron contentos, fieramente tiernos defendiendo el sueño de hacer humana a la humanidad.Así: Gloria Martín, Lilia Vera, Ali Primera, El Grupo Ahora, Los Guaraguao, El Gordo Páez el Carota, Ñema y Tajá, Carlos Ruiz, Miguel Ordoñez,Tilo Clara, Orangel Lugo, José Montecano, La Chiche Manaure, El Grupo Tepuy, Quena, Araucara, Goyito Yepez, Yolanda Delgado, Darvin Romero, La Patria Buena, Evio di Marzo, Alejandrina Reyes, Pilar Luengo, Arte en Escena, José Laya, y muchos otros para los que pido disculpa por no mencionar en tan corto espacio, pero que andan todavía con la esperanza cierta quees de noche pero habrá mañana. Con alegría se convirtieron en la voz atenta, en el libro abierto, donde aprendimos a decir que“Latinoamericano llegó la hora y a esta gente explotadora la tenemos que acabar, guaraguo parí, guaraguo parí”…

Los actos que siguieron a la derrota de la lucha armada en Venezuela, formaban parte de un gran esfuerzo colectivo, en la tarea de edificar un proyecto de canto que le dijera al pueblo que la lucha no había terminado y que existían caminos y esperanzas para continuar andando por los ideales y los proyectos futuros. Cada canción la impulsaba el deseo inmenso de llevar un mensaje de vida, de esperanza y trasformación por el tiempo que hoy ha llegado y anda entre nosotros. La revolución bolivariana. Los cantores siempre estuvieron ahí haciendo realidad la ciencia de la conciencia de la que nos hablara el Gordo.

Canción por los presos políticos, por el ambiente, por los damnificados, por la solidaridad con los pueblos del mundo, por cualquier lucha digna, se realizaron por toda la patria, sorteando todos los obstáculos y casi siempre sin ningún apoyo oficial (menos mal) más allá de individualidades que apostaban por el amor y el compromiso con la canción, por el pueblo. Rara vez los cantores percibían algún aporte mas allá de algún bono solidario que pocas veces llegaba o llegaba fallo o a destiempo de las necesidades que eran muchas, de las carencias, adversidades, vejaciones y pases de factura de los gobernantes de turno.

Cuantos de nosotros nos formamos con el Canto de Ali, de Guaraguao, de Gloria, de Ahora, de Montecano, de Lilia Vera y de tantos otros hombres y mujeres que hoy siguen erguidos en la misma acera, en la misma trinchera, con los mismos sueños solidarios por la vida, con la misma terca ternura, amorosa, el amor es tenaz y vuelve a salir como el sol, como lo canta el hermano León Gieco.Cuando en nuestra patria una cultura adormecedora pretendían silenciar las voces que surgían de la cotidianidad, cuando una educación conformista nos negaba la oportunidad de conocer nuestra historia, nuestra realidad, tan sólo el canto de estos hombres y mujeres asumieron la responsabilidad de formar paralelamente al pueblo, diciéndonos que existía una lucha armada en nuestro continente, que habían desaparecidos y torturados, que el medio ambiente merecía ser protegido, que el amor y la solidaridad es lo que da sentido a la vida de todo revolucionario, ellos nos hablaron de las corrientes del pensamiento trasformador y que el hombre nuevo tenía que parecerse al bello canto de Otilio Galindez o de Luis Marino Rivera.

Eran los pájaros cantores que gritaban en el silencio que nos cubría y que parecía ahogarnos para siempre en un mundo alienado, mezquino y consumista, que no parecían ser derrotado.Cuando la teorías neoliberales andaban a sus anchas y sin contrincantes, tan sólo la canción latinoamericana y en nuestro contexto más cercano, la de nuestros cantores nos iban diciendo que había que seguir atacando al imperio porque el “Yanque teme que tú te levantes”.

Los cantores son como nos dice Yolanda Delgado para referirse al cantor Ali Primera: la cuarta raíz del proceso bolivariano que ha impulsado el comandante Hugo Chávez.

Lo cierto es que hoy, nuevos aires pasean por el continente, algunos de estos cantores que mencionamos aquí han cambiado de paisaje sin ver reivindicadas sus luchas, (sus esfuerzos humildes y desinteresados, pero a tiempo siempre), reivindicadas no simplemente en una retribución económica valida para la subsistencia digna del hombre, para apalear los problemas cotidianos y darle a los hijos los cariños mínimos que un hombre y una mujer socialista necesitan para vivir en la patria que han amado, y así tener la tranquilidad de asistir a la lucha con su canto, sin andar mendigando un pasaje o peor aún mortificados por el bastimento que dejarle a los carajitos en la casa, y entonces, salir a la batalla. Ese es su trabajo, y hoy es más necesario que nunca.

La deuda con los cantores y con la canción venezolana sigue pendiente, la revolución debe cuidar sus cuadros, sus patrimonios, debe proteger el alma de su pueblo, el alma cantora que da la vida y anima al hombre, a la mujer revolucionaria que hoy hacen la revolución.

Nuestra revolución debe preguntarse siempre ¿dónde están hoy los pájaros cantores que dieron la batalla con la voz y la guitarra en los tiempos de la cuarta república, donde están los juglares combatientes que padecieron tristezas, desprecios y vejaciones por defender la idea que hoy erigimos como triunfo, donde están los proyectos culturales de reivindicación histórica y social: resguardo y difusión de su trabajo poético musical como memoria histórica de una época, como el perfume y el alma de una época, dónde están las reivindicaciones en lo social: seguro, educación, pensiones, salud, para cada unos de estos hombres y mujeres que tienen como trabajo el andar por la patria anunciando la alborada que debe llegar, es su digna labor, es su trabajo. Dónde están los proyectos dirigidos a dar a conocer a las nuevas generaciones el trabajo de una Gloria Martín (necesario ser humano, luz y melodía que orienta y acompaña) o de nuestra Lilia Vera, dónde están las proyectos para decirles que hay una Sobeyda o un Hugo Fernandez Oviol desconocidos y que nuestros niños deben ir a su encuentro. Dónde está la revolución para pensar que quizá hoy algún cantor se nos muere de mengua por falta de un simple aporte mínimo para la sobrevivencia, por que su canto no tiene cabida en tascas, casinos o burdeles, y no es digno, ni cónsono con el mensaje que pregonan, que se mueva al lado de caderas y reguetones.Porque el canto de los cantores es militancia, es cuaderno verde oliva que debe andar por las escuelas de la patria, acompañando cada lucha del pueblo, debe andar en las aceras, en las universidades, en las plazas, en los cuarteles, en los liceos, en las comunidades, en las cárceles, en todas las instituciones del estado como una herramienta de formación ideológica vital, pero de manera cotidiana y programada, un proyecto de apoyo a los cantores y a la canción. Entendiendo siempre que los cantores tienen hijos, madres, esposas y familia, necesidades mínimas para vivir con dignidad.

Con el amor que nos impulsa a seguir la lucha por la Patria Buena, por el socialismo bolivariano, alzamos al viento estas sencillas reflexiones que sólo pretenden llegar a nuestros hermanos camaradas que hoy ocupan algún lugar dónde poder hacer visible la tarea de reivindicación al canto y sus cantores, pensando que todos nosotros nos hemos formado entre guitarras, versos, combates y fusiles, ya son tres generaciones las que marchan guiados por la canción, por lo que decimos que a ellos les debemos mucho del sueño de patria que hoy vivimos, que estamos construyendo, ellos fueron la resistencia en los tiempos del olvido, en los tiempos de las derrotas.

Una revolución verdadera y la nuestra lo es, no debe olvidar nunca al pueblo cantor que sembró los pasos por donde transitamos hoy en mejor camino.

Me apoyo en la poesía del falconiano Hugo Fernandez Oviol, viejo camarada que cambió de paisaje cuando nos dice en su poema Del pan y la canción:

“Sucede que de una gota de agua y un rayito de sol se puede fabricar un arcoiris, y quien posee un arcoiris puede inventar a Miguel Ángel,a Van Gogh, a Goya, a Picasso y entonces se está en capacidad de hacer, deshacer y rehacer el mundo.Todo lo cual no niega, sin embargo, que la función primigenia del agua es fecundar la tierra y la tarea fundamental del sol es madurar la espiga, porque la tierra es sólo habitable en la medida que – el pan tenga la dimensión del hambre- y la cobija la exacta dimensión del frío.De allí que no me explico el absurdo que haya artista que se crean superiores al panadero, y sobretodo que este los tolere por ignorar que hacer la canción es un trabajo.”

Los cantores y su canto son el alma de esta revolución, vamos a su encuentro entonces, para que se ponga más bonita el rostro la patria.

 

Canto comprometido en voz de mujer

Daisy Gutiérrez es una cantautora cumanesa. Ha dedicado 35 años de su vida al cultivo y a la difusión de la música tradicional venezolana.

Desde sus tiempos de juventud, hasta nuestros días, con cuatro en mano y cálida voz, recorre el país con su canto comprometido, esperanzador y de justicia. Es la canción para ella un instrumento de integración social, un arma sembradora de conciencia política. La belleza de la música venezolana, esa que refleja las tristezas, alegrías, el combate y las victorias de un pueblo, son evocadas en una voz femenina que se manifiesta con ritmos de fulía, merengue, joropo, golpe larense, sangueo y todo el mosaico musical venezolano.

Biografia Minima

>Desde 1975 se dedica al canto.Tenía 17 años y ese año resultó ganadora delFestival de La Voz Liceísta, en el estado Bolívar.

> En Cumaná, estado Sucre Daisy Gutiérrez integró el grupo musical Paria, nacido en el seno de la Universidad de Oriente (UDO).

> Es socióloga egresada de la UDO.

> Desde el año 1981 se ha presentado en divesos escenarios y comunidadesdel país. También ha llevado su música a países como Cuba y Polonia.

> Ha compartido escenarios con destacados músicos de la canción tradicional venezolana como Lilia Vera, Serenata Guayanesa, Cecilia Todd, entre otros.

Daisy ha grabado tres discos, producidos de manera independiente: De oriente verso y canto (1984), el cual fue reeditado en el año 2000 en formato CD con el nombre Nuestros valores. Una patria tengo (2006) y Daisy Gutiérrez canta la ternura de Alí (2007). En la actualidad está residenciada en Caracas. Se concentra en la difusión de su trabajo musical y en la producción de un nuevo disco. Hoy viernes 6 de agosto, a partir de las 6:00 pm, los caraqueños y caraqueñas podrán disfrutar de un concierto que ofrecerá en los espacios del Núcleo Endógeno Cultural Nuevo Nuevo Circo, ubicado en la antigua plaza de Toros, parroquia San Agustín.

—¿Cómo fue su estreno en el ámbito discográfico?

—Establecí un repertorio. Me orientó mucho el compositor Rafael Salazar con quien produje el primer LP que incluye piezas de Luis Mariano Rivera, María Rodríguez, Henry Martínez, Luis Laguna y del mismo Rafael Salazar.

—¿Considera que con su segundo CD su música evolucionó?

—Fue realizado con un criterio más amplio con respecto a los géneros musicales. Con ese disco me estrené como cantautora con piezas como Una patria tengo, que le dio título al disco. Esa canción la compuse en ocasión del bicentenario del juramento de Simón Bolívar en el Monte Sacro. La hice para exaltar la presencia del Libertador en nuestro proceso revolucionario.

—¿En el disco Una patria tengo hay otras piezas dedicadas a los próceres venezolanos?

—La canción Los dos titanes, que es de un poeta cumanés llamado Calderón Chacín. Esa pieza exalta las figuras de Simón Bolívar y Antonio José de Sucre. Es un polo antiimperialista que habla sobre la defensa de nuestro país y de la posición que debería asumir ante una acción extranjera.

El encuentro con Alí Primera

—Dedicó su tercer disco a Alí Primera, ¿lo conoció?

—Sí lo conocí. Era una deuda histórica y moral que tenía con él. La última vez que hablamos fue en 1983. Yo formaba parte de la Federación Nacional de la Cultura Popular. Vivía en Cumaná y la Federación propuso hacer un concierto en homenaje al Libertador con la participación de cantores venezolanos y latinoamericanos. Integraba el grupo que por Sucre asumió la actividad. Alí era uno de los que se presentaría. Ya habíamos vendido las entradas y a poco días del encuentro nos dicen que Alí no cantaría. No hallábamos respuesta para el pueblo cumanés. Decidimos ir a buscarlo a Barcelona, donde días antes se presentaría.

—¿Lograron que Alí asistiera?

—La conversación fuedura. Le insistimos para que cantara y él alegaba que no podía porque debía ir a San Cristóbal, donde la actividad corría el riesgo de caerce. Al final le dije, molesta: “No quieres nada con nosotros los cumaneses. Nos has tenido olvidados y no nos vas a acompañar para este evento”, y con esas palabras le di la espalda y me fui. No sé si quedó dolido, el caso es que al poco tiempo nos sorprende con la Canción cumanesa.

—¿Cree que escribió esa canción para resarcirse con el pueblo cumanés?

—No sé si tiene algo que ver con eso, pero anduve con el interés de buscarlo y darle las gracias por la canción, y de pronto se nos muere Alí. Me quedé con eso adentro y me preguntaba cómo podía retribuir esa deuda emotiva, sentimental, y amorosa con el panita. Por ello me propuse hacer un disco con sus canciones amorosas y así surgió La ternura de Alí.

—¿De qué se trata el nuevo disco en el cual está trabajando?

—Es un proyecto que está adelantado y fue presentado al Centro Nacional del Disco, pero aún no he recibido respuesta. Se trata de un disco de música oriental, que se llamará Oriente de cercanía; también tengo la intención de hacer un disco de piezas mías.

—¿Dónde se pueden conseguir sus discos?

—Es el gran problema que tenemos los cantores. Primero, por la dificultad que representa concretar nuestros proyectos discográficos en un CD y luego, una vez que lo tenemos, no contamos con espacios donde venderlos. No existe en Venezuela una cadena de distribución discográfica. Es una falla del Estado que tenemos que superar. Las distribuidoras comerciales ven con cierto desdén nuestras producciones, porque no son afines con su ideología o estamos sujetos a pagar el porcentaje por colocarlos a la venta.

Nuestros valores

Es un CD reedición de su Lp De oriente verso y canto. Es producido por el Instituto de las Artes Escénicas. De su repertorio conformado por diez temas suenan Canchunchú florido, de Luis Mariano Rivera, Quién inventó, de Henry Martínez, y La mensajera, recopilación de María Rodríguez.

Una patria tengo

Incluye cuatro piezas escritas por Daisy Gutiérrez: Una patria tengo, Pradera verde habanera, Hora buena y Compañero. Este disco suena a golpe larense, vals, pasaje, danzón, tonada, polo sucrense, joropo, bolero, y son. Es producido por la Dirección de Cultura de la UDO.

La ternura de Alí

Suenan doce temas amorosos de Alí Primera, entre ellas Sangueo para el regreso, Amor en tres tiempos, Blanquísima gaviota, Canción cumanesa, Cuando llegue el tiempo de soñarte. Participa en los coros la hija de la cantautora, Daisy Andreína. Es producida por la Cooperativa Producciones Autana Creativa.

Klara Aguilar Vásquez/Ciudad CCS

 

¡El Tigre se revoluciono!


En el marco de su gira de presentaciones “Revolucionados en la calle… Hemos reincidido en la esperanza”, el Frente de Creadores Militantes realizó este 10 de Julio en el estado Anzoátegui el Gran Concierto Nacional del Frente de Creadores Militantes, capítulo Oriente.

La Plaza José Martí, de El Tigre, fue el lugar propicio para el encuentro que unió a varios centenares de personas provenientes de Caracas y algunos estados orientales, tales como Bolívar, Sucre, Monagas y, por supuesto, otras ciudades del estado Anzoátegui. Desde las seis de la tarde, y hasta las diez de la noche, el pueblo estuvo revolucionado en la calle junto a músicos, poetas, cuentacuentos y personajes que, de acuerdo al lema del colectivo, han “reincidido en la esperanza”, retomando la frase de la Madre Cantora Gloria Martín .

Algunos de ellos son, Sandino Primera, Alí Alejandro Primera, Amaranta Pérez, Centauro Saher, Grupo Pueblo, Grupo Sur Da La Mano, Andrés Ivanchenko, Grupo Wavana, Dúo Asimismo, Ricardo Aguilar, Expresión Universitaria, los poetas Ely Briceño y Rosa Pascal, y otros tantos exponentes de diversos géneros musicales y de la cultura de nuestro pueblo quienes hicieron posible este evento al ofrecer su ayuda en la organización del concierto y su participación activa durante el desarrollo del mismo, la cual agradecemos profundamente, elemento además que fortalece las estructuras organizativas del FCM en esos estados del país.


Los Creadores Militantes se despidieron de la tierra de Anzoátegui, e informaron que continuarían con las jornadas de “Revolucionados en la calle”, en otros lugares del país, entre ellos Zulia (14 de Agosto), Táchira (28 de Agosto) y Caracas (11 de Septiembre).


José Leonardo Riera (Fotos y texto)