RSS

Archivo de la categoría: Hugo Chávez

FOTOS: Encuentro Bolivariano en la Ciudad Comunal "El Laberinto" Zulia

TE PRESENTAMOS UNAS SERIES DE FOTOGRAFIAS, DE LA EXTRAORDINARIA JORNADA REALIZADA EN LA CIUDAD COMUNAL “EL LABERINTO”, EN EL ZULIA, JUNTO A LA EMPRESA SOCIALISTA DE RIEGO PLANICIE DE MARACAIBO.

¡HACIENDO LA REVOLUCION CON ALEGRIA!


















 

Revolucionarios solidarizados activamente con Ilich Ramirez

En la tarde del viernes 15, el Canciller de Venezuela recibió de manos de los miembros del comité por la repatriación del compatriota Ilich Ramírez Sánchez, quien fuera un ardiente luchador por la causa palestina, y secuestrado por Francia hace un poco más de 16 años para trasladarlo a sus prisiones.

El combatiente venezolano tiene un poco más de 16 años preso por el Gobierno francés, y ahora se encuentra en la cárcel de Poissy, a unos 60 kilómetros de París, donde recibe maltratos por parte de la Guardia Republicana de Nicolas Sarkosy. El 1 de febrero para llevarlo a un tribunal lo obligaron a desnudarse y luego le permitieron sólo ponerse la ropa interior y hacerlo arrodillarse, a lo cual se negó por ser un trato vejatorio y denigrante. Por eso lo golpearon para meterlo en una furgoneta y llevarlo al tribunal.

Por todo esto, el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores de Venezuela ha tomado acciones ante el Gobierno de Francia. Ayer, el Canciller le dijo a los familiares, entre ellos Vladimir Ramírez Sánchez y a los miembros del comité por la repatriación de Ilich, que se ocuparía de nuevo del asunto, ahora cuando se acerca un nuevo juicio en contra de “Carlos” en París.

El grupo de personas que se apostó a las afueras de la Cancillería venezolana, para exigir la repatriación de Ilich Ramírez Sánchez, identificado por la prensa reaccionaria mundial como “Carlos el Chacal” cuando en verdad es un combatiente internacional por la causa de los pueblos árabes, vocearon la consigna “la revolución debe luchar por la repatriación”.

 

Florentino Primera: “El socialismo es la propuesta más leal para la vida y para el mundo”

En la vida de una celebridad hay dos escenarios: uno con el telón arriba y otro cuando las cortinas caen. En el primero están las ostentaciones, privilegios, fama y fortuna. Tras bastidores se encuentra el ser humano que siente, padece, llora y ríe; que tiene defectos y virtudes.

Más allá del prototipo afamado están los hombres y las mujeres que reflexionan y analizan, desde sus diversos puntos de vista, las situaciones del mundo al que realmente pertenecen. A eso quizás se refería el salsero boricua Héctor Lavoe cuando compuso la canción “el cantante”. Con el transcurrir de los años, y tras su deceso, este contagioso tema pasó a convertirse en una suerte de himno para los intérpretes que reclaman un trato más mundano como el de cualquier mortal, a sabiendas que el aparato mediático transnacional les fabrica una “fachada irreal”, a la que buena parte del público termina por creer cierta.

A Florentino Primera se le conoce como un cantante de talla internacional que cautiva el interés de los medios de comunicación. Mucho se habla sobre su vida personal y artística, mas sin embargo es poco lo que se sabe de él en términos ideológicos.

Con el objetivo de hurgar en las visiones políticas del ex Salserín, éste concede, de la manera más cordial, una entrevista exclusiva al quincenario LA CUMBRE. Las puertas de la residencia de su madre, Sol Mussett, se abren, mientras que al adentrarse una cálida sala –donde abundan los cuadros y fotografías de Alí Primera– será la testigo de una conversación basada en las inclinaciones ideológicas y en el legado que sentó su padre.

EL HUMANO DETRÁS DEL ESCENARIO

Florentino manifiesta que las horas de su reloj transcurren un tanto estremecidas por los compromisos musicales a los que cotidianamente está expuesto. Y es que buena parte de su tiempo se encuentra en un avión que despega en Caracas y aterriza en otras partes del mundo, donde el dúo ofrecerá sus conciertos. “Llevo la vida de cualquier muchacho: agitada; más por dentro que por fuera. Por fuera llevo una coraza, como una especie de figura que me implantó el sistema en el cual trabajo (…) Por dentro, vivo agitado, pero feliz”, resalta.

Proveniente de una forma de vida austera, Florentino creció, junto a sus tres hermanos del mismo matrimonio (Sandino, Servando y Juan Simón), en la populosa parroquia de El Valle, en Caracas. Destaca que en el seno de su hogar vivió arropado del cariño de su núcleo familiar. Según él, allí radica la razón de su fortaleza. “El simple hecho de haber nacido dónde nacimos y habernos criado con pocas oportunidades, pero con mucho amor, te da la mejor oportunidad de tu vida. Si no hay amor no hay vida y, en eso, se basa mi día a día: en el amor constante”.

–¿La vida de un artista comercial es frívola?

–La del modelo de la farándula sí, pero en lo artístico no. Lo que daña el mundo del arte es la farándula, porque el arte es otra cosa. El arte y la farándula son dos vainas diferentes aunque guarden relación; no se puede unir la farándula con el medio artístico. Yo creo que el arte lo hace Dios y la farándula la crea el hombre.

EL HIJO DEL GATO… A VECES CAZA RATONES

Haber sido uno de los hijos del cantautor Alí Primera trae consigo una enseñanza intrínseca: la solidaridad. Ese mismo valor fue pregonado por el “cantor del pueblo” durante décadas en sus letras que, para muchos de sus seguidores, despiertan la conciencia crítica del pueblo, hacia la concreción de un mundo de iguales. Florentino supone que más allá del idealismo político está el respeto hacia las mujeres y los hombres en cualquier parte del globo terráqueo. “Yo enfatizo en el amor como un valor fundamental para que el camino del hombre no se vea truncado por una barricada ideológica que debilite nuestra solidaridad (…) Alí Primera me deja la sensibilidad de poder entender al hombre por encima del mismo hombre”, reflexiona.

–Ese legado que dejó tu padre en sus canciones, ¿qué efecto ha surtido en ti?

–El primer efecto que causó Alí en mí fue, en principio, la conversión; el cambio íntegro. Alí era una persona que no te evaluaba en lo superficial sino por tu integridad; por lo que llevabas dentro. Él sabía que si un hombre era malo fue porque con él también lo fueron…

SIN DOGMATISMOS

Con la polarización política que se vive en Venezuela es difícil conseguir a una persona que no tenga una definición ideológica, sea de derecha o de izquierda. Sin embargo, Florentino prefiere dejar la duda en el aire y que el público saque sus propias conclusiones, en base a los argumentos que éste esgrime.

Lo que sí aborrece, de entrada inmediata, son las guerras por conquistar espacios económicos o políticos. “Yo no concibo que nosotros, los seres humanos, nos hagamos daño; que venga un carajo a lanzar bombas inteligentes que matan gente. Esas vainas son las que dan arrechera”.

Lejos de materializar conflictos bélicos –como los que actualmente existen en el mundo–, Florentino más bien apunta hacia la integración de las naciones en la búsqueda de la justicia social. “¿Cómo puede darles (a los sectores de oposición) arrechera que venga Chávez y done, por decirte algo, 10 millones para el sector salud de un pueblo hermano, de un pueblo panita, que abre sus puertas para que todos nos desarrollemos con unidad y no les dé arrechera que Estados Unidos, o países como Francia, aniquilen a pueblos enteros con sus bombas? ¿Cómo no diferencian esa verdad?, ¡porque eso es una verdad! Como también es verdad que nuestro sector de salud es una mierda, gracias a nuestra heroína burocracia”, razona con gesto de desagrado.

–¿Qué cambios has visto en 12 años de revolución en comparación a la Cuarta República?

–Para lograr lo que queremos hay que trabajar por la justicia, y la manera más directa es dándole al pueblo lo que es suyo. Hay que construir de las migajas un pan sólido y poderlo llevar a las casas (…) Pero también te digo que todavía estamos viciados de un sistema burocrático donde aún no hay justicia.

Por ejemplo, ahorita hay lo que llaman políticos presos, pero hay muchos políticos que deberían estar presos también, que se están enriqueciendo con el dinero del pueblo.

–¿Te refieres a que existe corrupción en este Gobierno?

–Sí. ¡Por supuesto que hay corrupción! Yo creo que hay que hacer justicia desde nuestra propia casa para poder hacer justicia afuera. ¡Falta mucho por hacer!

–Insisto en la pregunta: ¿Has visto cambios en estos 12 años de Gobierno?

–¡Claro que he visto cambios! Por ejemplo, la manera en que quieren articular y organizar al pueblo, dotándole de un poder; porque no se trata de querer si no de poder hacer las cosas, porque antes la gente quería hacer las cosas pero no se lo permitían.

Pero también hay muchos carajos que andan por ahí queriéndose vender como hacedores de esta vaina, y quieren crear una dependencia del pueblo para con ellos. La dependencia del pueblo tiene que ser con la idea, con el amor; en todo caso la dependencia tiene que ser con Bolívar, con Jesús, con Dios, y ahí es donde yo conecto a Dios con el amor.

–¿Tú crees que la canción de Alí Primera se reivindica con la Revolución Bolivariana?

–La canción de Alí se está viendo, para bien o para mal, en este momento: Todavía existen los techos de cartón ahora que el petróleo es nuestro. Todavía estamos en la construcción de una independencia de todos los puntos de vista. Por ejemplo, la agricultura, o yo diría en lo agro cultural, porque necesitamos una cultura de crecimiento, de entender que nuestra tierra nos pueda dar nuestro sustento, nuestras propias comidas, nuestros propios beneficios. Esto no se logra sólo con petróleo.

–¿Crees que en el ámbito social hay avances que mostrar?

–¡Claro que los hay! Por supuesto que los he visto. Hay más igualdad y, ojalá que sean más; pero así como he visto cambios, he visto aguas estancadas que huelen a mierda…

–Si mañana te tocara fijar posición entre oposición y chavismo, ¿para cuál bando te irías?

–¡Coño! Yo no me opongo al amor ni al que ama a su pueblo. Yo a Chávez lo considero un compañero.

–¿Entonces tú acompañas a Chávez en sus ideas?

–Yo acompaño a Bolívar en mis acciones; yo a acompaño a Jesús en mis acciones y Chávez acompaña a Bolívar y a Jesús en sus acciones. Chávez lee los mismos libros que yo leo y eso nos conecta.

Chávez comete sus errores, y yo cometería otros. Pero los errores de Chávez, quizás, gracias a que los estoy viendo en él, yo no los cometería. Yo no dejaría a un hijo mío con el pañal cagado. Para mí el problema es el burocratismo. El otro problema es la falta de justicia… porque las cárceles están llenas de pobres, y no están llenas de ricos ni de políticos.

–¿Eres de izquierda o de derecha?

–Soy del amor.

–¿El amor está en la derecha o en la izquierda?

–Está en la vida. Ideológicamente hablando, la derecha quiere succionar al mundo, quiere gastarlo y no tiene una idea sólida.

–¿Y entonces qué busca la izquierda?

–¡La izquierda busca otra cosa! La izquierda es una alternativa, esa que llaman la no alineada porque no se alinea a esa causa que manosea a la patria en vez de acariciarla…

–Alí Primera era comunista, ¿tú, de alguna manera, te identificas con el comunismo?

–Creo que tengo que estudiarlo más como una ciencia política porque todavía hay muchas cosas que no entiendo. Pero el comunismo es un trabajo político necesario igual que el socialismo. En cambio la derecha se escuda en facilidades para el ser humano, y todo te lo venden como que vas a tener más oportunidades. Pero definitivamente están talando y quemando árboles; se están comiendo la tierra entera. Yo me pregunto: ¿Qué van a comer los pueblos luego de esto?

–Haces críticas al capitalismo a pesar de que estas dentro de ese sistema…

–Yo creo que estoy promoviendo mi pensamiento en el lugar donde estoy.

–¿Tú consideras que Chávez está haciendo su trabajo?

–Definitivamente Chávez está haciendo su trabajo, pero Chávez no es el que todo lo hace. Chávez está haciendo sus vainas y cada quien tiene que hacer las suyas sin dispersarnos. Es como tener los cinco dedos de la mano: cada uno hace una vaina pero al final todo es un puño.

–Más directa la pregunta: ¿Chávez lo está haciendo bien o lo está haciendo mal?

–Para mí Chávez está trabajando, pero yo no soy quién para decir si Chávez lo está haciendo bien o lo está haciendo mal.

Yo creo que está como las calificaciones de mi hijo: Lo logra, no lo logra; o está en proceso. Yo creo que Chávez está en proceso.

–¿Entonces tú le das un voto de confianza?

–¡Pero por su puesto hermano! Yo soy optimista, pero es muy jodido que me pongas a decir si soy chavista o no soy chavista porque me ha costado un mundo ser alíprimerista. Pero hoy en día soy alíprimerista como también creo en Jesús. Y por ahora se me hace jodido considerarme chavista. Y por otra parte dudo que una persona que crea en la derecha quiera a la vida y quiera a la naturaleza. De pana nunca me imaginé lo que ahora yo siento y pienso, porque tú no te imaginas en la banalidad en la que uno ha estado hundido. Los contrastes me han hecho crecer y por esa misma mutación es que creo en el hombre, creo en la vida y sigo una idea.

–Si nos vamos al ámbito latinoamericano, ¿tú no crees que Venezuela ha fomentado la unión entre los pueblos?

–¡Claro! Ésa es una de las cuestiones que más aplaudo de Chávez. En base a esa unión es que vamos a conseguir la verdadera independencia de nuestros pueblos, de la que hablaba Bolívar…

–¿Te molesta que te llamen camarada?

–¡No, para nada! Yo soy un camarada y así se saludan los seres humanos, los que se sienten camaradas. Y claro que creo en el socialismo como método político para la vida; y no es que me crea socialista, es que el socialismo es, ahora mismo, como ciencia política, la propuesta más leal para la vida y para el mundo.

–¿Entonces crees que el socialismo es el sistema político-económico que salvará al mundo de la debacle en la que se encuentra inmerso en la actualidad?

–¡Claro que sí! El socialismo es humanismo porque se acerca a la vida, respeta a la vida. No he visto en ninguna cláusula, y en ninguna rayita, nada que desvirtué los derechos del hombre y de la humanidad en el socialismo.

–¿Si Alí Primera estuviera vivo en la actualidad crees que trabajaría en el Gobierno de Chávez?

–Mire, hermano, este Gobierno es alíprimerista. Yo creo que Alí Primera tenía un proyecto político, social y cultural que él podía más adelante materializar. Yo creo que Alí se hubiese adelantado a ese 99 de Chávez…

Los dos florentinos

El intérprete de “la fan enamorada” se siente como su tocayo literario al que le dio vida Alberto Arvelo Torrealba en el célebre pasaje de Florentino y el Diablo. En las prosas de ese poema, Arvelo se inspiró en la eterna lucha ente el bien y el mal. Para ello, personificó a un coplero que representaba las fuerzas benévolas, mientras que la maldad estaba simbolizada por su mayor exponente: Satanás. Ambos protagonistas se enfrentaron en un peculiar contrapunteo que comenzó con la caída de la noche para concluir, ya con las gargantas casi desgastadas, con el alba y la posterior derrota del “ángel del mal”.

Florentino asegura sentirse como “el hombre que cantó con todos”, porque –afirma– que en estos momentos está en bronca con un Lucifer que encarna otros intereses. “Papá decía que yo iba a vencer al imperialismo con la canción, como Florentino venció al diablo, porque lo que hay dentro de mí es amor puro, y en base al amor se sustenta mi acción y mi lucha”.

–¿Entonces te consideras antiimperialista?

–Considero que los grandes imperios son imperialistas porque los pueblos pequeños no se unen.

–¿Has cantado con el diablo?

–Sí he cantado con él, pero no para él… a pesar de que uno a veces cae en tentaciones; yo he caído muchísimas veces en ellas.

Payola: ¡si pagas suenas!

Una mezcla de indignación e impotencia invaden los marrones ojos del cantante venezolano cuando certifica que una canción para que tenga el impulso comercial que requiere, sus intérpretes deben “bajarse de la mula” para que la promocionen en una emisora. Lo que coloquialmente se conoce como “payola” no es más que una especie de impuesto obligado que imponen las radioestaciones a los artistas. “En este caso, pagan un alquiler del ser humano y pagan el oído del ser humano para ser escuchado”.

Florentino dice que en la actualidad han sufrido el embate de la payola más que en otras oportunidades, debido su distanciamiento con el mundo musical. “Nosotros nos alejamos por mucho tiempo de la industria de la canción y del disco. Todo esto les da a ellos (los propietarios de las radios) la oportunidad de avanzar en base a esa estructura desalentadora para los nuevos talentos”.

–¿Y cómo se pudiera erradicar esa práctica?

–Con debates públicos para evitar que esos carajos se beneficien del sueño de los que cantamos, porque ellos ya tienen su tajada por la publicidad; venden comerciales y utilizan nuestras canciones para ganar rating y, a parte, te quitan plata para que nuestras canciones suenen. ¿Qué sería de la radio sin la canción? Si le quitamos nuestra canción, ¡las radios serían una mierda!

Pienso que esos carajos (los payoleros) se están pagando y dando el vuelto, y eso lo aprovechan porque hay una gula de los carajitos en ser famosos y convertirse en los extraterrestres, los supervivientes; en los que cantan que son los más pegaos (sic) y tienen una misión en la luna.

–¿Te refieres a los reguetoneros?

–¡Claro! Esos son sus gritos de guerra.

–¿Odias ese género musical?

–No, para nada. Me gustan sus ritmos, son sabrosos, divinos. ¡Coño!, la vaina son las letras; son como una sopa sin verdura o un caldo con puro cubito. Agua y cubito, más nada. Están suplantando a los músicos con maquinitas.

¿Policías con sentencia o sin ella?

Con relación a los expolicías metropolitanos que se encuentran presos por su participación en los sucesos violentos acaecidos el 11 de abril de 2002 -que más adelante desencadenó en un golpe de Estado contra el presidente Chávez-, Florentino Primera considera que debe dictarse “una sentencia firme” para evitar “el sufrimiento de sus familiares”. No obstante, los excomisarios Iván Simonovis, Henry Vivas y Lázaro Forero fueron condenados a 30 años de prisión por los delitos de complicidad necesaria en la ejecución de homicidio calificado, consumado, frustrado; lesiones graves, gravísimas, menos graves y leves.

“Este sistema de justicia no sirve. A estas alturas ya deberían tener una sentencia. ¿Cuál es el culipandeo que hay en eso? ¿Cuánto tiempo va durar esta gente en esto? ¡Hay que ser serios!

“A mí me duele la familia de esa gente, porque esos carajos pueden ser (responsables) o no de lo que se les está acusando (…) Debemos estar claros con esa familia, sean o no sean culpables. Nosotros no podemos excluir a esa familia del amor que le tenemos a la humanidad y no podemos ahuyentar a los posibles, o futuros, compañeros o camaradas; es por eso que no podemos andar con un pañal cagao (sic) ¡todo lo que está mal tenemos que sacarlo!”.

 

LA ALCALDESA AMALIA SAEZ APUÑALA AL MOVIMIENTO CULTURAL DE LARA

Por: JUAN URDANETA (Colectivo Cultural Jesus Gordo Paez y musico del Grupo “Mestizo”)

Ya no es un rumor, ni mucho menos una percepción subjetiva de lo que esta pasando. La cultura es la eterna olvidada de este proceso revolucionario. Una nueva infamia se ha perpetrado de manera descarada, al cambiar la programación nacionalista de la otrora radio institucional de la Alcaldía de Iribarren “La Voz de la Ciudad” 88.5 FM. La Alcaldesa esta convencida de que poner música venezolana, larense, barquisimetana, latinoamericana, la canción necesaria, la nueva canción; no es conveniente para la colectividad Barquisimetana. En cambio es pertinente en el momento que vivimos una programación, que fortalezca los valores socialista, como Natucha, la Billo’s Caracas Boys, Pastor López, Reinaldo Armas, Chino y Nacho. O como dijo el concejal Gabriel Guerrero (PSUV), que el cambio de programación obedecía a una orden directa del Comandante Chávez, para poder convencer a la clase media de que se sume al proceso revolucionario. ¿Y quien le dijo a este payaso, que la clase media va a hacer la revolución? ¿Que falta ha hecho este sector social para llevar a cabo todas las transformaciones que se han generado en estos 11 años de proceso bolivariano? La clase media “concejal”, es un segmento social por naturaleza contrarrevolucionario, es un invento del capitalismo para generar la ilusión de que los oprimidos pueden llegar a acceder a la categoría de oligarcas, cosa que por demás, jamás va a suceder.

El otro disparate es designar a un elemento como Gregorio Valles director de la emisora, el “Rumbero Mayor”, como se hace llamar, es un sujeto que durante toda su “carrera radial” se ha dedicado a difundir los antivalores propios de la industria del entretenimiento capitalista donde se degrada al ser humano sometiéndolo a infinitas humillaciones y vejaciones, donde se denigra a la mujer como un simple objeto sexual y en donde se venden al mejor postor los mas altos valores morales en función de un espejismo intangible llamado “raiting”. Podemos estar tranquilos porque si llegase a suceder otro intento criminal de golpe de estado, ya no tendremos que esgrimir nuestro lema de batalla “Patria, Socialista o muerte”, porque nuestro flamante director los repelerá con un certero “Rumba, Sabor y Conga”. Y en el caso, más remoto aun, de que la derecha se adueñe nuevamente del poder el “Rumbero Mayor” les dará la bienvenida con un lacónico y servil “mandando”.

Ciudadana Alcaldesa del Municipio Iribarren Prof. Amalia Sáez, usted debe recordar que su posición de poder circunstancial es una concesión que le hizo el pueblo de la ciudad de Barquisimeto para que usted nos representara en la estructura de la Alcaldía, ni por un momento usted es el poder, el poder popular es el poder originario y usted ha convertido el honor que le dio la población barquisimetana, en un circulo de poder personal donde se sigue beneficiando a un minoría, en detrimento de los intereses de la mayoría desamparada y una vez mas, olvidada. No crea usted que con eventos musicales de “corte internacional” va a echar bases para la consolidación del poder popular en la región. De ninguna manera Ana Gabriel va a cantarle a las masas desposeídas y a educarlas para el socialismo, mejor que Ali Primera o que Gloria Martín. No porque se gaste millones de dólares en una caricatura de Ferias, trayendo a individuos que de manera abierta han adversado públicamente la tarea titánica que ha realizado el Comandante Chávez en este decenio de Revolución, usted volverá a dirigir las riendas de la ciudad. No porque uste crea que es su deber encender el árbol de Navidad de la ciudad, la hace la adalid de los desposeídos de la ciudad de los crepúsculos. No porque pinte el complejo ferial de FUCSIA (Ojo no de rojo), la vamos a confundir con una Alcaldesa Revolucionaria y leal al Presidente Chávez.

Ciudadana Alcaldesa, usted será recordada, como la triste funcionaria que permitió bajo su mandato, la destrucción del Anfiteatro “Oscar Martínez” pieza arquitectónica que debió ser declarado patrimonio cultural de la ciudad, pero que obedeciendo a intereses económicos poderosos jamás logro ese reconocimiento. También será recordada como la Alcaldesa de las peores ferias de la ciudad. Usted será nombrada en los anales de la historia de nuestra urbe como la peor imitación de su antecesor el cobarde traidor de Henry Falsón, dedicando su gestión de una suerte burda de empresaria artística y olvidando dar las respuesta que el pueblo y su máximo líder esperaban de usted. Y finalmente será recordada como la Alcaldesa que entrego la Radio de la Alcaldía a una jauría de lobos mercantilistas, que se interesan solo en la generación de dividendos económicos para su beneficio personal y no en la preparación y elevación de la cultura general de todos los larenses. Pero en definitiva usted difícilmente será recordada por una gestión decente dirigida a la consolidación de la Patria Socialista y al fortalecimiento del Poder Popular. Su gestión demuestra que esas estructuras del Estado Burgués están condenadas a la extinción para ser sustituidas por los consejos comunales, las comunas y las estructuras realmente democráticas que nos plenen de felicidad como pueblo y como seres humanos

Camaradas a nosotros nos corresponde tomar las acciones correspondientes para rescatar la institucionalidad de la radio de la Alcaldía y devolverla a la programación que difunda la música y los valores culturales de nuestra Patria Venezuela.

NO A LA COMERCIALIZACION DE LA RADIO INSTITUCIONAL DE LA ALCALDIA!

“La Canción Necesaria quizá no llegue a dirigir batallones, pero ayudará a formarlos”. Alí Primera
 

Pájaros cantores del pueblo alma de la revolución y de la Patria

Por: Andrés Castillo

Hagamos memoria y lancemos al viento la palabra que reivindique a los hombres y mujeres que a lo largo de sus vidas dieron, han dado y siguen dando el invalorable aporte de edificar en la conciencia y en el alma de todos nosotros, los que hoy seguimos creyendo en la Patria Buena y solidaria, en la alborada, en el amor por la vida, por los sueños, el germen del pensamiento transformador del hombre y su realidad, pensamiento que cuando llega acompañado de canto se queda para siempre a pesar de las tormentas que nos acechan.

La Nueva Canción, la Canción Necesaria, la Canción Social, comprometida, ha tenido en nuestra patria un centenar de juglares quienes sin pedir nada a cambio y en los momentos donde asumir el compromiso de cantar al futuro era una tarea admirable, arriesgada, aún así, asumieron el deber de ser antorcha, guía orientadora en las terribles oscuranas que hemos vivido como pueblo, ellos sin venderse al mercado farandulero donde se arrodillaron muchos, siguieron erguidos anunciando el tiempo que ha llegado.Desde finales de los años sesenta y en las décadas del setenta y ochenta, los cantores venezolanos asumieron el papel que los lideres de la izquierda vapuleada dejaran en el camino, cuando nadie en Venezuela apostaba por la construcción de una Patria Socialista, Bolivariana. Cuando muchos abandonaron el camino, ellos nunca arriaron las banderas, y siguieron contentos, fieramente tiernos defendiendo el sueño de hacer humana a la humanidad.Así: Gloria Martín, Lilia Vera, Ali Primera, El Grupo Ahora, Los Guaraguao, El Gordo Páez el Carota, Ñema y Tajá, Carlos Ruiz, Miguel Ordoñez,Tilo Clara, Orangel Lugo, José Montecano, La Chiche Manaure, El Grupo Tepuy, Quena, Araucara, Goyito Yepez, Yolanda Delgado, Darvin Romero, La Patria Buena, Evio di Marzo, Alejandrina Reyes, Pilar Luengo, Arte en Escena, José Laya, y muchos otros para los que pido disculpa por no mencionar en tan corto espacio, pero que andan todavía con la esperanza cierta quees de noche pero habrá mañana. Con alegría se convirtieron en la voz atenta, en el libro abierto, donde aprendimos a decir que“Latinoamericano llegó la hora y a esta gente explotadora la tenemos que acabar, guaraguo parí, guaraguo parí”…

Los actos que siguieron a la derrota de la lucha armada en Venezuela, formaban parte de un gran esfuerzo colectivo, en la tarea de edificar un proyecto de canto que le dijera al pueblo que la lucha no había terminado y que existían caminos y esperanzas para continuar andando por los ideales y los proyectos futuros. Cada canción la impulsaba el deseo inmenso de llevar un mensaje de vida, de esperanza y trasformación por el tiempo que hoy ha llegado y anda entre nosotros. La revolución bolivariana. Los cantores siempre estuvieron ahí haciendo realidad la ciencia de la conciencia de la que nos hablara el Gordo.

Canción por los presos políticos, por el ambiente, por los damnificados, por la solidaridad con los pueblos del mundo, por cualquier lucha digna, se realizaron por toda la patria, sorteando todos los obstáculos y casi siempre sin ningún apoyo oficial (menos mal) más allá de individualidades que apostaban por el amor y el compromiso con la canción, por el pueblo. Rara vez los cantores percibían algún aporte mas allá de algún bono solidario que pocas veces llegaba o llegaba fallo o a destiempo de las necesidades que eran muchas, de las carencias, adversidades, vejaciones y pases de factura de los gobernantes de turno.

Cuantos de nosotros nos formamos con el Canto de Ali, de Guaraguao, de Gloria, de Ahora, de Montecano, de Lilia Vera y de tantos otros hombres y mujeres que hoy siguen erguidos en la misma acera, en la misma trinchera, con los mismos sueños solidarios por la vida, con la misma terca ternura, amorosa, el amor es tenaz y vuelve a salir como el sol, como lo canta el hermano León Gieco.Cuando en nuestra patria una cultura adormecedora pretendían silenciar las voces que surgían de la cotidianidad, cuando una educación conformista nos negaba la oportunidad de conocer nuestra historia, nuestra realidad, tan sólo el canto de estos hombres y mujeres asumieron la responsabilidad de formar paralelamente al pueblo, diciéndonos que existía una lucha armada en nuestro continente, que habían desaparecidos y torturados, que el medio ambiente merecía ser protegido, que el amor y la solidaridad es lo que da sentido a la vida de todo revolucionario, ellos nos hablaron de las corrientes del pensamiento trasformador y que el hombre nuevo tenía que parecerse al bello canto de Otilio Galindez o de Luis Marino Rivera.

Eran los pájaros cantores que gritaban en el silencio que nos cubría y que parecía ahogarnos para siempre en un mundo alienado, mezquino y consumista, que no parecían ser derrotado.Cuando la teorías neoliberales andaban a sus anchas y sin contrincantes, tan sólo la canción latinoamericana y en nuestro contexto más cercano, la de nuestros cantores nos iban diciendo que había que seguir atacando al imperio porque el “Yanque teme que tú te levantes”.

Los cantores son como nos dice Yolanda Delgado para referirse al cantor Ali Primera: la cuarta raíz del proceso bolivariano que ha impulsado el comandante Hugo Chávez.

Lo cierto es que hoy, nuevos aires pasean por el continente, algunos de estos cantores que mencionamos aquí han cambiado de paisaje sin ver reivindicadas sus luchas, (sus esfuerzos humildes y desinteresados, pero a tiempo siempre), reivindicadas no simplemente en una retribución económica valida para la subsistencia digna del hombre, para apalear los problemas cotidianos y darle a los hijos los cariños mínimos que un hombre y una mujer socialista necesitan para vivir en la patria que han amado, y así tener la tranquilidad de asistir a la lucha con su canto, sin andar mendigando un pasaje o peor aún mortificados por el bastimento que dejarle a los carajitos en la casa, y entonces, salir a la batalla. Ese es su trabajo, y hoy es más necesario que nunca.

La deuda con los cantores y con la canción venezolana sigue pendiente, la revolución debe cuidar sus cuadros, sus patrimonios, debe proteger el alma de su pueblo, el alma cantora que da la vida y anima al hombre, a la mujer revolucionaria que hoy hacen la revolución.

Nuestra revolución debe preguntarse siempre ¿dónde están hoy los pájaros cantores que dieron la batalla con la voz y la guitarra en los tiempos de la cuarta república, donde están los juglares combatientes que padecieron tristezas, desprecios y vejaciones por defender la idea que hoy erigimos como triunfo, donde están los proyectos culturales de reivindicación histórica y social: resguardo y difusión de su trabajo poético musical como memoria histórica de una época, como el perfume y el alma de una época, dónde están las reivindicaciones en lo social: seguro, educación, pensiones, salud, para cada unos de estos hombres y mujeres que tienen como trabajo el andar por la patria anunciando la alborada que debe llegar, es su digna labor, es su trabajo. Dónde están los proyectos dirigidos a dar a conocer a las nuevas generaciones el trabajo de una Gloria Martín (necesario ser humano, luz y melodía que orienta y acompaña) o de nuestra Lilia Vera, dónde están las proyectos para decirles que hay una Sobeyda o un Hugo Fernandez Oviol desconocidos y que nuestros niños deben ir a su encuentro. Dónde está la revolución para pensar que quizá hoy algún cantor se nos muere de mengua por falta de un simple aporte mínimo para la sobrevivencia, por que su canto no tiene cabida en tascas, casinos o burdeles, y no es digno, ni cónsono con el mensaje que pregonan, que se mueva al lado de caderas y reguetones.Porque el canto de los cantores es militancia, es cuaderno verde oliva que debe andar por las escuelas de la patria, acompañando cada lucha del pueblo, debe andar en las aceras, en las universidades, en las plazas, en los cuarteles, en los liceos, en las comunidades, en las cárceles, en todas las instituciones del estado como una herramienta de formación ideológica vital, pero de manera cotidiana y programada, un proyecto de apoyo a los cantores y a la canción. Entendiendo siempre que los cantores tienen hijos, madres, esposas y familia, necesidades mínimas para vivir con dignidad.

Con el amor que nos impulsa a seguir la lucha por la Patria Buena, por el socialismo bolivariano, alzamos al viento estas sencillas reflexiones que sólo pretenden llegar a nuestros hermanos camaradas que hoy ocupan algún lugar dónde poder hacer visible la tarea de reivindicación al canto y sus cantores, pensando que todos nosotros nos hemos formado entre guitarras, versos, combates y fusiles, ya son tres generaciones las que marchan guiados por la canción, por lo que decimos que a ellos les debemos mucho del sueño de patria que hoy vivimos, que estamos construyendo, ellos fueron la resistencia en los tiempos del olvido, en los tiempos de las derrotas.

Una revolución verdadera y la nuestra lo es, no debe olvidar nunca al pueblo cantor que sembró los pasos por donde transitamos hoy en mejor camino.

Me apoyo en la poesía del falconiano Hugo Fernandez Oviol, viejo camarada que cambió de paisaje cuando nos dice en su poema Del pan y la canción:

“Sucede que de una gota de agua y un rayito de sol se puede fabricar un arcoiris, y quien posee un arcoiris puede inventar a Miguel Ángel,a Van Gogh, a Goya, a Picasso y entonces se está en capacidad de hacer, deshacer y rehacer el mundo.Todo lo cual no niega, sin embargo, que la función primigenia del agua es fecundar la tierra y la tarea fundamental del sol es madurar la espiga, porque la tierra es sólo habitable en la medida que – el pan tenga la dimensión del hambre- y la cobija la exacta dimensión del frío.De allí que no me explico el absurdo que haya artista que se crean superiores al panadero, y sobretodo que este los tolere por ignorar que hacer la canción es un trabajo.”

Los cantores y su canto son el alma de esta revolución, vamos a su encuentro entonces, para que se ponga más bonita el rostro la patria.

 

FRENTE DE CREADORES MARCHA EN ARGENTINA

 

Las líneas de Chávez: hay que detener la locura guerrerista del gobierno lacayo de Uribe


Hugo Chávez

A lo largo de toda esta semana, hemos estado combatiendo activamente por la paz. Nos hemos fijado un objetivo supremo: detener la locura guerrerista que se ha apoderado de la Casa de Nariño, impedir que el Gobierno lacayo de Uribe, ya de salida, perpetre su último y más nefando crimen: arrastrar a un conflicto bélico a dos pueblos que se saben y se sienten hermanos en Bolívar.

Estamos reivindicando para el pueblo colombiano el mismo derecho que reivindicamos para nuestro pueblo y para todos los pueblos de Nuestra América: el derecho de vivir en paz, al que le cantara con tanta fuerza y tanta belleza el gran trovador chileno Víctor Jara.

Lamentablemente, el horrible saldo que deja el indigno inquilino de la Casa de Nariño no es otro que este: la exacerbación de la violencia que durante más de 60 años ha definido el doloroso devenir histórico de Colombia. Devenir doloroso y trágico que sintetizan estas palabras del gran pensador colombiano Renán Vega Cantor: “Si se hiciera un minuto de silencio por cada uno de los muertos, torturados y desaparecidos en los últimos 60 años en Colombia, tendríamos que permanecer callados 2 años continuos”.

Sirvan estas reflexiones, entonces, para entender la gravedad de lo que está aconteciendo entre Venezuela y Colombia y para poner en tinta firme nuestra resuelta voluntad política. El dilema está entre las palabras o los proyectiles, es decir, entre llevar a la mesa de diálogo de los pueblos del Sur el ejercicio voluntarioso por la paz o mantener en la región un ambiente de confrontación con una elevada peligrosidad bélica.

No se trata ni siquiera de la vieja controversia discriminatoria del siglo XIX, que oponía civilización y barbarie. Se trata, en esta coyuntura, de otro tipo de polaridad: sensatez y prudencia políticas versus irracionalidad y violencia militaristas. Ya sabemos, ante esta disyuntiva, de qué lado ha estado el Gobierno de Colombia en los últimos ocho años.

No sólo basta constatar los altos índices de violencia que padece el noble pueblo colombiano, producto de una crisis interna de la cual sólo el Gobierno de Uribe Vélez es responsable; también hemos podido corroborar, a través de los medios, el carácter pandillista de la gestualidad y las inflexiones verbales, por no hablar de los contenidos mentirosos, de los representantes uribistas en la arena diplomática internacional. Ambos aspectos son, sin duda, consecuencia de una idéntica causa: su apuesta a la agresión permanente como estrategia de Estado para resolver los problemas que aquejan a la sociedad colombiana.

Debe entender el pueblo colombiano, que en la Venezuela bolivariana no tenemos ni sindicalistas asesinados, ni desplazados, ni fuerzas insurgentes a lo largo y ancho del país; no tenemos grupos paramilitares, ni importantes extensiones de tierra al servicio de la producción de drogas, ni bases militares estadounidenses, ni fosas comunes ahítas de cadáveres. Nadie puede ignorar que estos sí son elementos definitorios de la realidad colombiana.

El camino que transita Venezuela es otro bien distinto, aún en medio de las dificultades y de lo que todavía nos resta conquistar. Aquí estamos avanzando hacia una sociedad más justa, más igualitaria y más incluyente en paz y apegados al espíritu y a la letra de nuestra Constitución.

Nos preocupa la comparsa de Uribe bailando los últimos compases de una música que suena desde el Norte, pero, más allá de la preocupación, lo que no podemos permitir los soberanos y dignos países que compartimos este lado del mundo, bajo ningún respecto, es esta nueva escalada que pretende extender el Plan Colombia fuera del territorio colombiano. No olvidemos que así fue concebido por el Imperio, contando con el servilismo de la Casa de Nariño.

Pacientes, intensos y laboriosos han sido nuestros esfuerzos en levantar, en todo este escenario, las banderas de la paz. Ese ha sido el propósito de la gira suramericana de nuestro dignísimo canciller Nicolás Maduro esta semana y el de nuestra comparecencia el jueves pasado en Quito, a la Cumbre de Cancilleres de Unasur, reunida, conviene recordarlo, a solicitud de Venezuela. A esta Cumbre asistimos, como lo hemos hecho siempre, a fomentar el diálogo, el entendimiento y la convivencia pacífica.

No desmayaremos en nuestro empeño por conquistar unas relaciones decentes y respetuosas, por más que del otro lado de la frontera nos sigan tendiendo celadas. Nos acompaña nuestro grande y admirable pueblo, que ha estado movilizándose durante todos estos días en apoyo a la Revolución.

Decía el Apóstol José Martí con su raigal sencillez: “El porvenir es de la paz”. Irremediablemente, la suerte de Colombia, de tanto amor que le tenemos, nos duele a todos y todos tendríamos que sumar la mejor de nuestras voluntades para que halle definitivamente una paz duradera y confiable. Esperamos que el nuevo Gobierno de Colombia entienda que no nos anima otro interés ni otro deseo.

Hoy quiero reiterar el llamado que, desde hace ya algún tiempo, le he hecho a las fuerzas insurgentes de Colombia de buscar las sendas hacia la paz. Sé que son sendas complejas y difíciles pero valen la pena: se trata de una gesta por la vida y la dignidad de las colombianas y los colombianos.

Voy a recordar, una vez más, el verbo del padre Libertador como fuente de inspiración: “La paz será mi puerto, mi gloria, mi recompensa, mi esperanza, mi dicha y cuanto me es precioso en este mundo”.

II

Comienza el mes de agosto: el miércoles 25 arrancará la campaña electoral, rumbo a las elecciones parlamentarias del 26 de septiembre. Estamos ante una batalla política tan trascendental como decisiva para la Revolución Bolivariana. De los esfuerzos que hagamos, desde ya, dependerá la victoria que necesitamos: una victoria que debe ser aplastante porque está en juego la suerte de nuestra Revolución y la vida misma de la Patria.

A partir de la ruptura total de relaciones diplomáticas con el Gobierno de Uribe Vélez, esa cosa que llaman “oposición” ha vuelto a demostrar su verdadera cara, esto es, su consecuente falta de patriotismo. Venezuela ha sido agredida y todos sus voceros hacen causa común con el agresor desde sus cloacas mediáticas. Con las dignas excepciones del gobernador de Nueva Esparta, Morel Rodríguez, y de Leopoldo Puchi, la “oposición” ha demostrado cuán presta está a traicionar a la Patria. Por eso mismo, a esta canalla hay que cerrarle el paso hacia la Asamblea Nacional. Más aún: hay que barrerla el 26 de septiembre de 2010.

Ya nuestras fuerzas se están desplegando para la batalla, siguiendo las instrucciones del Comando Bolívar 200: las 35 mil 500 patrullas del PSUV estarán reunidas este fin de semana en igual número de asambleas para proceder a la distribución de las electoras y electoras por cada mesa de votación.

Desde el punto de vista estratégico, cada patrullero debe trabajar a 10 electores: una estrategia que ya funcionó, con rotundo éxito, en el referendo que de revocatorio se convirtió en reafirmatorio el 15 de agosto de 2004.

Entre el 2 y el 14 de agosto va a iniciarse propiamente el despliegue, a través de una dinámica de contacto directo: hombre a hombre, mujer a mujer. Toca a cada patrullero desarrollar al máximo su capacidad de persuasión para generar conciencia: persuadiendo, argumentado, propiciando el propio convencimiento de cada elector y electora.

Hago un nuevo llamado a la unidad, a la más perfecta, de cara a esta batalla decisiva: abandonemos, dentro y fuera del PSUV, cualquier diferencia adjetiva y concentremos toda nuestra inteligencia y nuestros esfuerzos para triunfar el 26 de septiembre, conquistando el punto de partida para el ejercicio del pueblo legislador.

III

La Generación de Oro ha vuelto a colmar de gloria a Venezuela: el pasado jueves batimos nuestro propio récord histórico en los Juegos Centroamericanos y del Caribe. El triunfo de Régulo Carmona en las anillas dentro de la competencia de gimnasia, nos dio la presea dorada 109 en Mayagüez, dejando atrás la cosecha de 108 obtenida en San Salvador 2002.

Venezuela se ha posicionado firmemente en el segundo lugar. Sin embargo, independientemente de cómo termine el cuadro final de esta edición de los Centroamericanos, la Generación de Oro, la Generación Bicentenaria, ha demostrado de lo que es capaz; son las hijas y los hijos de Bolívar encarnando su legado de grandeza.

Mientras tanto, entre batalla y batalla, cumplí 56 años. Quiero agradecer cuántos mensajes de tanta gente querida. Entre la hermosa avalancha que me estremece de humildad, comparto con ustedes estas sublimes líneas de mi María Bonita: “Los días seguirán pasando, y con ellos los años. Nosotros seguiremos luchando, y nuestros corazones palpitando, y nuestros ojos mirando. Y caminando, caminando, siempre, siempre soñando, y eternamente batallando, vamos a seguir ganando.

Hoy, deseo que todas las estrellas del universo brillen para ti, y que sigas cumpliendo y viviendo tus años, y regando con tu amor y con tu luz, todo a tu paso.

Yo, como siempre y desde siempre, aquí, allá, en cualquier rincón y en todo instante, de tu alma de gigante, me sigo enamorando.”

¡Ay mi Dios, ay mi niña, ay mis niños!

Gracias por tanto amor…
Gracias por tanta vida…

Digo con el poeta: ¡Confieso que he vivido!

Canto con la cantora:
“Gracias a la vida
que me ha dado tanto
me ha dado la risa
y me ha dado el llanto.”

Sí, mi niña: “Vamos a seguir ganando.”
¡Ganaremos, pues!
¡¡Venceremos, por nuestros hijos, por nuestras hijas!!